2012-06-13

"Cuando quieras saber la altura que puede alcanzar una persona en la vida, nunca le preguntes lo que desea conseguir, sino que está dispuesto a perder. La gente que no está dispuesta a perderlo todo por sueño, no está preparada para alcanzarlo".



                                                   "Las zapatillas rojas" Pilar Mandl

 Nunca os resignéis a la mediocridad, porque es un pecado contra la vida. Nunca pidáis que la vida carezca de riesgos y jamás pidáis seguridad, porque eso es pedir la muerte. (Osho)

Cada vez estoy más convencida de que querer es poder, si realmente tienes un sueño "casi" tienes la obligación de cumplirlo.
¡Asume riesgos! No hay distancia, y no importa el camino porque una vez que te has puesto en marcha ya comienzas a disfrutar cada minuto de libertad...


                    

Jardiel Poncela decía que la mayoría de sueños se roncan, pocos se viven realmente. Pero lo interesante de vivir es saber que pueden cumplirse y estoy convencida de que si pones pasión en lo que haces nunca puedes fracasar porque ya el hecho de estar viviendo tu vida con pasión te hace diferente y la vida en si se convierte en una emoción y no en un esperar que algo suceda y las cosas cambien...  Y luego qué más da, ya estarás en el otro lado, en el lugar de los que persiguen sus sueños. En el futuro.

9 comentarios:

David dijo...

La cita (que se repite dos veces, por cierto) está muy bien, pero... no sé... ese tema de que puedes lograr tus sueños, no hay límites y si te esfuerzas siempre terminas consiguiéndolo no creo que sea del todo cierto. No siempre, y no vale sólo con el esfuerzo o "perderlo" todo.
A veces hay que vivir los sueños adecuados a ciertos límites, porque si no, me temo que sólo te esperan decepciones.
Lo de Jardiel me ha hecho gracia.
Las zapatilla rojas no son rojas, ¿no? Pero es curioso.
La ilustración me gusta.
Un abrazo.

Darío dijo...

Maravilloso. Es inevitable pensar en esos 12 tipos que en su tiempo siguieron a un "loco", más allá de creencias o no, ahí está la capacidad de dejarlo todo por un ideal.
Un abrazo.

antonio lopez conesa dijo...

Llegamos tan lejos como la altura de nuestros sueños. Me ha encantado tu entrada. Saludos desde el caluroso levante.

pilar mandl dijo...

¿Crees que no David? El problema de mucha gente es que no tiene sueños, te dicen: Yo dejaría mi trabajo que no me llena en absoluto, pero ¿para hacer qué? Pero si realmente crees en ti mismo y tienes un sueño por cumplir creo sinceramente que puedes conseguirlo, normalmente uno sueña con csas que en el fondo sabe que puede hacer...
Tú que eres cinéfilo las zapatillas rojas es por el cuento o la película y estas, como aquellas, tienen su historia aunque no sean rojas.
La ilustración es de mi último libro...

Gracias por tu comentario.

pilar mandl dijo...

Buen ejemplo Darío...

Gracias por tu comentario.

pilar mandl dijo...

Cierto Antonio. Algunos tienen sueños muy pequeños o ni siquiera sueños. No sé quien dijo que un albañil con sueños podía llegar muy lejos pero uno sin sueños siempre sería albañil...

Muchas gracias

marcela dijo...

Los únicos sueños que se consiguen, son los que se persiguen hasta alcanzarlos. Me ha salido este afomío porque estoy segura de que tú lo vas aconseguir. Por cierto me encantan todas las ilustraciones.
Buenos sueños y pocos ronquidos. Besos

marcela dijo...

Ayer te dejé un comentario y no está, decía que los únicos sueños que se alcanzan son los que se persiguen siempre.
Lo vas a alcanzar.
Somos del material del que están hechos nuestras fantasías.
Besos

pilar mandl dijo...

¡Gracias Marcela!
Viniendo de ti me llegan más profundo tus palabras. Siempre se necesitan ánimos!
¿Te he dicho ya qu ehay qu esacar un libro con tus "afomíos".

Un beso