2010-12-08

"A veces los malos tienen las mejores frases" E.L. Doctorow

"No me interesan los santurrones. Si me presentas a un tipo que nunca ha pecado, no creo que me apetezca hablar con él. Demasiado aburrido. Un hombre con defectos es mucho más interesante". K. Douglas

                                                   Poster "My Cirque du Soir Nights" Pilar Mandl (I am fuking famous)

 "Que nadie dude que la maldad existe"
B. Obama al recibir el premio Nóbel 2009

Así, y por él, sé que no me resulta atractiva para nada la idea de amar a alguien intelectual.
...Por él, sé que no me atrae nadie de mi mismo sexo con gafas. Por él, empecé a amar la fuerza, la sensación de sangre caudalosa, la ignorancia, los movimientos toscos en las manos, el habla bruta, la melancolía salvaje que posee la carne absolutamente inmune al intelecto. 
Confesiones de una máscara, de Yukio Mishima 

Imagen del mediometraje YUKOKU (El rito de amor y de muerte) que el propio Mishima escribió, protagonizó y dirigió pocos años antes de su muerte. Además de su interés histórico, la película es por sí misma una joya digna del mejor tributo y en el que el seppuku deja paso a una idea superior que Mishima supo recoger con total dramatismo, pero sin perder por ello su carácter plenamente artístico. Aquí el video

El Adolf Hitler niño que describe muy bien Mailer en su ensayo dice:
 "...es un niño desagradable, quejica y manipulador dividido por deseos incestuosos y celos edípicos y profundamente rencoroso. Desprende un mal olor del que no puede deshacerse; también tiene la costumbre de vaciar el intestino cuando tiene miedo. Su mayor barbaridad fue contagiar el sarampión deliberadamente a su encantador y muy querido hermano pequeño Edmund:
«"¿Por qué me besas?", pregunta Edmund.
"Porque te quiero."
¡Besó a Edmund repetidas veces, un beso infantil lleno de babas, y Edmund se lo devolvió. Le alegraba mucho que, después de todo, Ali [Adolf] le quisiera».
Edmund fallece de acuerdo con el plan; Adolfo se convierte en el triunfal dueño del nido.  (+
 En las novelas de Feodor Dostoievsky hay dos vagabundos al margen de la sociedad rusa: Raskolnikov en Crimen y castigo, y Stavrogin en Los endemoniados, que creen poder tomar un atajo para alcanzar el estatus de superhombre divorciando la bondad de la grandeza, y cometiendo lo que ellos consideran grandes crímenes, por ejemplo, matar a ancianas a hachazos o violar a niños.
Retrato del monstruo como joven artista - J. M. Coetzee


“Engañar a Emilio Botín, a Juan Abelló, a Alicia Koplowitz, a Liliane Bettencourt, dueña de L’Oréal. Esconder 50.000 millones. Pero no sólo por eso me admira Madoff. Envidio la fascinación que desprenden los malos. Me atrae esa aureola de rebeldía que tienen los villanos. Ese míster Hyde que se esconde en cada uno de nosotros.


Es ese lado oscuro el que ha convertido a personajes como Madoff o como Jérôme Kerviel en héroes. Vivamadoff.com es una web en la que, a partir de hoy, se venderán camisetas, tazas y chapas con la imagen de este Che Guevara del siglo XXI.

Es el mismo fenómeno que vivió Kerviel, el bróker que llevó al borde del colapso al grupo Société Générale. Sus seguidores -sí, tiene miles de fans- le llaman Robin Hood y el James Bond de la SocGen, y han creado una empresa de camisetas a través de la web www.misskerviel.com. Por 18 dólares se puede conseguir una camiseta con eslóganes como I love Jérôme Kerviel o Jérôme Kerviel es un genio".

No nos hemos vuelto locos. Los malos testimonian lo que hay detrás de la mediocridad humana. ¿Cómo si no pueden tener tantos admiradores el huraño y maleducado Doctor House o el tocapelotas de Risto Mejide de Operación Triunfo? Son brillantes, porque para ser malo, malo de verdad, hay que ser muy inteligente, como demostró Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos. (Manuel del Pozo) (Vía F. Alcaide)

Un poco fuerte compararlos con un asesino como Lecter, que más bien estaría en la onda de
-Vlad Tepes, El Empalador de los Cárpatos:  Se estima que liquidó a unas 100.000 personas y que gozaba contemplando las torturas, descuartizamientos y empalamientos que llevaban a una muerte lenta y agónica a sus víctimas. Para erradicar la pobreza, invitó a comer a miles de mendigos y luego les prendió fuego.

Isabel Báthory, La condesa sangrienta. Secuestraba y torturaba a muchachas de los alrededores y bebía su sangre para conseguir la eterna juventud. Condesa de Hungría, mató a más de 600 jóvenes, las llevaba a los subterráneos y disfrutaba viéndolas desangrarse... Tiene el Record Guinness de la mujer que más ha asesinado en la historia de la humanidad. (se merece una camiseta :-(

Gilles de Rais, El Caballero psicópata: Luchó con Juana de Arco pero llevado por sus instintos violentos secuestró y mató a más de 50 adolescentes. Llegó a decir: "empecé a matar porque estaba aburrido y continué porque me gustaba desahogar mis energías".

 Pero preferiría hablar de los malos menos malos, los "malditos" a raíz del nacimiento de Jean Genet  (el 19 de diciembre se cumplirá un siglo) con quien el malditismo alcanzaría su máxima expresión.

"Poeta, novelista y dramaturgo francés, Jean Genet, hijo de padre desconocido y de una joven prostituta, cuya madre al cumplir un año, lo entregó a la asistencia pública. Auténtico ladrón desde pequeño, autor de “El Milagro de la Rosa” escrita el 46, que publicaría Gallimard en 1951; “Diario de Ladrón“ (1949); “Pompas Fúnebres“ (1947), escribió asi mismo obras para el teatro. Declarado culpable de realizar actos impúdicos (homosexual). Ejerció de ladrón, chapero por toda Europa, mendicidad, falsificador de documentos, carterista, prostituto, delincuente por excelencia. En sus distintas obras deja traslucir una ternura de los delincuentes, impone historias de amor, y hace el retrato de un miseria lírica. Se le ha dedicado algunas películas y canciones. La última película de Fassbinder está basada en una obra suya: “Querelle de Brest”. Witold Gombrowicz diría de Genet: “convierte la fealdad en belleza”.

Pertenecer al mundo de los escritores malditos ha sido una gran constante y paradoja a un mismo tiempo, para muchos afamados escritores, quienes han degustado del amargo manantial que ha marcado sus vidas de trepidantes montañas rusas, ya sea de pobrezas y riquezas, de profundas y oscuras caídas así como de importantes y luminosos momentos donde los envolvió una fama rutilante y futil que les dejó la estela del éxito y el reconocimiento, acercándolos hacía una fortuna efímera, el panal de miel y la gloria deseada para cualquier escritor.


Pienso como pensaría entonces ese gran chico homosexual y solitario de New Orleans que se hizo escritor por el aislamiento y alguna vez dijera: “Cuando Dios le entrega a uno un don, también le da un látigo; y el látigo es únicamente para autoflagelarse” (Truman Capote).

Al parecer algunos le logran sacar partido a sus dones y talentos, pero es el caso de innumerables escritores de todos los tiempos, que en cambio parecen haber purgado antes una especie de expiación por tener que merecer el éxito y la fama, en contraposición a su aparente vida éxitosa, fueron más bien desgraciados, infelices, desequilibrados, adictos a sustancias psicotrópicas como drogas o el alcohol, o simplemente les acompañó durante su existencia una vida marcada por el infortunio, además de algunos otros que llevaron el estigma de Caín, por ser homosexuales o lesbianas, en una sociedad hipócrita que los marginó o los apartó de sí como a la peste.


También me he preguntado por qué siempre me habían gustado tanto, cierto tipo de escritores perteneciéntes a ese contingente particular, nunca los escogí a dedo para leerlos o me interesó siquiera su nacionalidad o procedencia. El primero de ellos que me sedujo fue el escritor Inglés Oscar Wilde, al leer en la adolescencia “El retrato de Dorian Gray”, escritor encarcelado por su condición sexual;

después llegaría el francés Marcel Proust, quien analizó y expresó abiertamente su tendencia en su cuarto tomo “Sodoma y Gomorra“, abordando al mismo tiempo el tema de la homosexualidada masculina y femenina. Acierto casual y extraordinario, fue para mi conocer a Proust, que me cambió en cierto modo la vida como aprendiz de escritora.

Otro baluarte de exquisita sensibilidad fue el gran poeta checo, Rainer María Rilke, a quien conocí a los 18 años, al leer su libro semi-autobiográfico: “Los Cuadernos de Malte Laurids Brigge”, donde el poeta relata sin tapujos la etapa de su primera infancia, en la cual su madre Sophia Entz, lo vistió de mujer durante sus primeros cinco años, al no poder soportar la muerte prematura de su hermana mayor Sophie, razón por la cual lo llamaría “René”, cuya equivalencia en el francés vendría a ser “renacido”. Nombre que más tarde cambiaría el poeta por el de Reiner.


Al leer a André Gide en “La Sinfonía Pastoral”, me pareció genial, dotado de una gran sensibilidad y talento. Defendería su homosexualidad en “Corydon” (1924).

Por esa suerte de casualidades leí “Al Faro” de la gran escritora Inglesa Virginia Woolf y me fascinó el despliegue extraordinario de imágenes y la maestría técnica de su forma expresiva, compleja y profunda al escribir. En su vida personal tuvo una amante lesbiana, la escritora Vita Sackville-West. Podriamos enumerar a muchas escritoras lesbianas destacadas, Gabriela mistral y su conocida novia Doris Dana, Anmarie Scharzenbach, a quien Thomas Mann bautizaría como “el ángel devastado” y de cuya hija, Erika Mann, se enamoró siendo amante de la mezzo soprano alemana Emma Krüger y como no, la inolvidable escritora lesbiana Patricia Highsmith .


Entre los muchos escritores que admiré y destacaron, también por su tendencia homosexual, factor que nunca me interesó per se, están el novelista y dramaturgo polaco Witold Gombrowicz, el poeta Hart Crane, quien se suicidó arrojándose al mar.

Pero quien demostró un talento singular fue indudablemente, Tennessee Williams, autor de fascinantes melodramas que también se han llevado al cine con extraordinario éxito, como “Un Tranvía Llamado Deseo” (1955), obra que gano el prestigioso Premio Pulitzer de Literatura y fuera llevada al cine bajo la dirección de Elia Kazan y la actuación de Marlon Brandon y Vivien Leigh; “La Gata Sobre el Tejado de Cinc caliente”, escenificada con Paul Newman y Liz Taylor.
Recuerdo la bella película que se hizo de su obra “El Zoo de Cristal” (1970), con Kirk Douglas y Jane Wiman; otra película de Williams de mi predilección: “Verano y Humo” (1961), excelente y bella película bajo la dirección de Peter Glenville, con los excelentes protagonistas Geraldín Page y Laurence Harvey. Gran talento para la dramaturgia, pero una vida totalmente atormentada la de Tennesse Williams.

Podemos decir que no todo apunta hacia el gran éxito de producción en estos grandes e inmortales escritores, si al sopesar vemos que fueron bastante desafortunados en otras materias, razón por la cual se hicieron adictos a ciertas drogas, padecieron hondas depresiones y adicciones al alcohol, es el caso de Scott Fitzgerald, quien murió alcoholizado y tomando antidepresivos; Tennesse Williams, fallece por sobredosis de alcohol y drogas, aunque se le encontró en su lecho de muerte atragantado con la tapa de una botella, razón por la cual se barajaron otras hipótesis de su trágico final; Truman Capote, murió por sobredosis al mezclar psicofármacos y alcohol; Edgar Allan Poe, murió alcoholizado y tras andar divagando en sus delirios, por las calles; Malcolm Lowry, poeta y novelista, quien falleciera por la ingestión de alcohol y antidepresivos y lo reflejó muy bien en "Bajo el volcán".
La escritora inglesa Virginia Woolf, se suicidaría por temor a la locura inminente.

No sabemos si en ciertos casos tanto el uso de sustancias como las drogas y el alcohol fueron también recursos para buscar la alucinación como proceso creativo, huír de una vida solitaria e infeliz, como en los tiempos experimentales de William Burroughs y algunos de sus seguidores, los integrantes de la llamada Generación Beat, cuyos seguidores se dedicaron a ingerir las entonces llamadas sustancias psicodélicas, como herramientas de conocimiento. De esas épocas se influyeron músicos como Bob Dylan y Patti Smith.

Entre sus exponentes están el novelista y poeta estadounidense Jack Kerouac, quien creía poder explicar mejor la mística de las novelas, estando borracho y quien finalmente moriría de cirrosis, por la ingestión de alcohol.

Otros miembros destacados de la Generación Beat, son Neal Cassady, verdadero catalizador del movimiento, quien se suicidó arrojándose a las vías del metro en México, conocido principalmente por ser retratado, bajo el nombre de Dean Moriarty, en la clásica novela de Jack Kerouac, En el camino.

—Allen Gisnsberg, fue otro de sus exponentes, quien escribía bajo la influencia de distintas drogas, poeta, autor de “Howl y otros poemas”, que empieza crudamente diciéndo al mundo: He visto a las mejores mentes de mi generación, destruídas por la locuraMacpik

No me he podido resistir a poner aquí este texto que subscribo en su totalidad,  no podría decirlo con mejores palabras. Añadiría alguno más pero se haría muy larga la entrada. Quizás sea  Francia la patria de la literatura maldita. Allí nacieron François Villon, Sade, Rimbaud y Baudelaire...
Esto ya lo tenía en otra entrada:
«Siempre he admirado al malo, al forajido, al hijo de puta. No me gustan los buenos chicos de pelo corto, corbata y un buen empleo. Me gustan los hombres desesperados, los hombres con los dientes rotos y el cerebro roto... Me interesan más los pervertidos que los santos. Con los vagabundos consigo relajarme porque yo también soy un vagabundo. No me gustan las leyes, la moral, las religiones, las reglas. No me gusta dejarme moldear por la sociedad.» Bukonski ("Un hombre auténtico") 




52 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pilar:

Interesante post el que nos dejas hoy sobre la condición humana. El talento no está reñido con la maldad e incluso, en algunos casos, lo mejora.

Interesante.
saludos

Desclasado dijo...

Excelente entrada, Pilar, la he disfrutado hasta el final. Mezcla un poco la maldad con el "malditismo" a mitad de texto: no creo que Wilde tuviera mucha maldad, independientemente de su condición sexual. Cierto que tiene frases elegantemente corrosivas, pero cómo comparar a Wilde con Vlad, con la Báthory...
Y esa es la escasa crítica que tengo, que ni es crítica ni es ná... Todo lo demás me ha encantado, aunque conozco algunas personas malas que no quiero ver ni en pintura. Con los malditos me llevo mucho mejor.
Saludos.

pilar mandl dijo...

¡Gracias Fernando! No, el talento no está reñido con la maldad...

Un saludo

pilar mandl dijo...

Tienes toda la razón Desclasado, el problema es que como tardo tanto en actualizar se me habían juntado tres entradas, en una hablaba de los grandes dictadores y asesinos de la historia, que son muchísimos, en otra de los malos literarios (osea en la ficción) y en otra de los llamados malditos y como no me veía capaz de meter 3 entradas sobre el mismo tema desde distintos ángulos.
Se "me encendió" la bombilla y pensé. "Pues los junto" y sí... ya me he dado cuenta según unía aquí y allá que no "casaban" muy bien, que unos eran malillos, otros malos y otros malísimos, por no decir que otros sólo existen en la mente de su creador...
J, ja... sí, a veces es mejor tener un cortocircuito.
Totalment ede acuerdo con Wilde ¡y que buenos todos sus libros!!!

Desclasado dijo...

Jajajaja. Ok, ahora entiendo ese cambio de ritmo. Pues a mí no se me ha hecho largo porque me ha parecido un tema disfrutón, pero sí: si le metes más texto ya empiezas a asustar lectores.

Igor dijo...

Pobre Mishima, con lo bien que escribía. ¡Se volvió loco!
Saludos.
Sí, los pecadores son más interesantes.

Blue dijo...

Uffff...Pilar, metiste en el mismo saco a malos de distinto pelaje.
No me pondría ni loca una camiseta con Madoff, Emilio Botín o un empalador, ja, ja. Pero sí lo haría con cualquier maldito, torturado, desesperado, defectuoso...Sí, eso me atrae.
Y sobre los defectos, como decía Clarice Lispector "Nunca sabremos cual es el defecto que sustenta nuestro edificio entero". hay que mimarlos ;-)

Besos**

1600 Producciones dijo...

¿Es usted un demonio? Soy un hombre. Y por lo tanto tengo dentro de mí todos los demonios.
Gilbert Chesterton dixit

Muy buena entrada, siempre el lado oscuro presenta más matices... pero no logro convencer a mi novia de esto...

Te saludo Pilar feliz de haberte leído casi en vivo///

Besos desde el sur

Allek dijo...

Pasaba a saludarte!
felices Fiestas..!!

Txema dijo...

Galería maravillosa de personajes curiosos. ¡Cuánto talento empleado, a veces, en la maldad!

Pero Pilar te falta el principal: ¡pepiño! no les gusta ni a los yanquis. Jajaja

Besos

hijoeputa dijo...

Precisamente el otro día pensaba yo en estas cosas. En la maldad y en el límite de lo que se puede considerar admirable. Es decir, también partía de la reflexión de que en general a mí me gustan más los "malos", que los "buenos", pero claro, todo tiene un límite. Es decir, puedo admirar a un genial hijodeputa como Keith Richards. Pero me parece una locura hacer apología de la maldad de Manson, por ejemplo. Y eso que he escrito un post sobre él. Hay hijos de puta e hijos de puta demasiado peligrosos. Ya le iré dando forma a la idea. Por otro lado, como crítica constructiva, creo que has mezclado maldad con tormento. Has descrito personajes que no son malos, simplemente han vivido atormentados por una o varias causas, y no se han encuadrado dentro de los canones de la sociedad. Eso no significa que hayan sido malos, simplemente diferentes. No es lo mismo. Creo. A mí me gustan los atormentados, pero me gustan más los malos, malos y los chulos. Me encanta Mourinho, por ejemplo, y no me gusta el fútbol. De todas maneras es un tema enrevesado, la mayoría de las veces es dificil separar la maldad del resto de las cosas. Cuando esté en casa te haré una recomendación de un libro que leí el año pasado que no me acuerdo del nombre y que va de todo esto, creo que te gustará.

pilar mandl dijo...

Todo tiene su explicación Desclasado... hay qu eir con "tiento" en esto de los blogs ;.)

pilar mandl dijo...

Sí Igor, se buscó un final acorde a su literatura... con público.
Parece que los pecadores tienen más cosas que contar...

pilar mandl dijo...

Blue, parece que lo torturado y defectuoso nos necesita, los demás ya van de "sobraos".
Totalmente de acuerdo, he hecho una mezcla espantosa. Ya lo veo... pero bueno, ahí está.
Un beso

pilar mandl dijo...

¡Pero cuántas frases tienes en tu cabeza 1600 producciones!!!
No me extraña que tu novia no esté de acuerdo, los "malos" aunque seduzcan es mejor tenerlos lejos. Muy lejos...

pilar mandl dijo...

Felices fiestas igualmente Allek y gracias.

pilar mandl dijo...

¡Cómo eres Txema! ¿Pero no es la maldad lo que seduce y ...se vota?
:-)

pilar mandl dijo...

Hijoeputa (el nombre viene qu eni al pelo :-)
He mezclado, como bien dices, la maldad y el malditismo que aunque parece que comparten raíz etimológica no comparten otras coas...

pilar mandl dijo...

¡Ah, hijoeputa! Olvidaba darte las gracias, tengo curiosidad por conocer el título del libro... promete ser interesante.

Txema dijo...

Ciertamente, Hitler, fue votado por una amplia mayoria.

besos

JL Cancio dijo...

Hola Pilar. ¡Lindo post!
Te metiste con un tema artístico casi místico.

¿Que es la maldad, qué significa?

Una de las posibles respuestas, quizás, pueda ser la ausencia de empatía por el otro.
Va un fragmento de una entrevista a un asesino serial de por aquí de principios del siglo XX que puede hechar un poco de luz en el asunto: El petiso Orejudo. El "petiso" era un menor piromaníaco y tenía cierta predilección por asesinar niños más pequeños, atándolos con un cordel y encendiendoles fuego. Para cerciorarse qua ya no respiraban, les clavaba un tornillo en el cráneo.

Cuando lo detuvieron, lo interrogaron:

–¿Es usted un muchacho desgraciado o feliz?

–Feliz.

–¿No siente usted remordimientos por lo que ha hecho?

–No entiendo.

–¿Piensa que será castigado por sus delitos?

–He oído que me condenarán a veinte años de cárcel y que si no fuera menor me pegarían un tiro.

-¿Qué pasaba por su mente cuando cometía sus crímenes?

-Una fuerza ingobernable me dominaba, el dolor me partía el cráneo y ese sufrimiento sólo se aliviaba golpeando, matando.

–¿Por qué incendiaba las casas?

–Porque me gusta ver trabajar a los bomberos. Cuando ellos llegaban, yo colaboraba trayéndoles baldes de agua.

–¿Y robar?

–He probado, no me gusta.

El Petiso orejudo pasó toda su vida en la cárcel. La leyenda cuenta que los presos lo mataron a golpes cuando estranguló a un gato que tenían como mascota y que, cuando el penal fue clausurado, en 1947, los huesos de nuestro primer asesino serial no pudieron ser hallados en el camposanto del lugar. En cambio, la esposa del último director tenía un pisapapeles con el fémur de Cayetano Santos Godino, el Petiso Orejudo.

JL Cancio dijo...

Hola Pilar!
Mishima debe ser uno de los el artistas más complejos del siglo XX. Es el típico ejemplo de un hombre que se transforma en su obra. Empezó siendo un alfeñique aterrorizado en el frente de la segunda guerra mundial, después fué uno de los mejores escritores de su país, se hizo millonario, se convertió en un atlético samurai y al final, terminó haciendose un sepuku intentando un golpe de estado en Tokio en 1970.
O sea, el mundo como voluntad y representación.
Un beso!

David dijo...

Jo, Pilar. Te dejas ver poco, pero cuando vienes, lo haces con ganas.
Me gusta la primera cita. Yo también pienso que es más interesante un personaje con defectos (bueno o malo)...pero de vez en cuando, alguno "perfecto" también tiene su aquel. De eso mismo hablábamos hoy en Doin' the pop por culpa de Atticus Finch.
El libro de Mailer no lo he leído, pero bueno, si no recuerdo mal, era una novelización y casi satanizaba de forma literal al personaje, ¿no?
Cuando hablas de Botín, Koplowitz y después de Madoff... me parece que ahí Madoff no es el único villano.
Lo poco que leí de la entrevista con Kerviel en un periódico hace no mucho no me hacía presuponer que era un genio, desde luego. Él se veía como una parte más de la maquinaria, y consideraba injusto que pagara o cargara con las culpas de algo a lo que le había alentado el mismo sistema, pero aparte de eso... Pero bueno, no me leí la entrevista entera.
El listo no es House ni Hannibal Lecter, sino los guionistas que hay detrás. Es muy difícil ser ingenioso e inteligente todo el tiempo (en dos horas de una peli es más fácil). A Risto no lo conozco (sí, sé quién es, pero no lo he visto apenas)..
Lo dejo en Capote (esa cita es buenísima). Luego vuelvo.
De todas formas, prefiero camisetas sobre gente buena (es lo que dijo Marcela, los sabios son buenos, los malos pueden ser "listos", pero no sabios). Y el tema de los artistas malditos cada vez me interesa menos...
Un saludito hasta el próximo comentario.

pilar mandl dijo...

Cierto Txema y probablemente convencidos de que era lo correcto...
:-)

pilar mandl dijo...

¡Gracias José Luis por la aportaciónn no había oído nada del Petiso Orejudo. Interesante entrevista, hubiera estado mejor internado.

A mí me gustaba cómo expresaba sus sentimientos Mishima, la vida que eligió es otra cosa.

Un besazo

David dijo...

Me gusta la última cita de Bukowski.
Por cierto, mi mujer me comenta que Neal no se suicidó arrojándose a las vías del metro en Méjico. Se había tomado demasiado "de todo", debió decir que se iba a dar un paseo porque se encontraba mal y cayó muerto en las vías.
Hace un par de días vimos Heartbeat (yo la había visto hace años... y me gustó). Nick Nolte hacía de Neal. Era un tío con demasiado amor por la vida como para suicidarse, me parece. Mi mujer se leyó el libro (le gustó la novela de Kerouack y el personaje de Neal).
Por lo demás, a mí me ha encantado el cartel de De repente el último verano, pero me parece que más que nada por lo guapa que sale Liz.
Un post muy-muy jugoso y aprovechable.
Un abrazo.

ANRO dijo...

Uff!....Menuda entrada. No te ha faltado a nadie. Me has hecho recordar una canción de Dori Previn, la cantante de Santa Mónica que más o menos relataba la relación de una mujer con dos tipos. Uno de ellos era un poeta que la mimaba y la amaba con delicadeza y de vez en cuando le dedicaba versos. El otro era un tipo que tal que entraba por la puerta la follaba con toda la intensidad del bruto.
Seguía describiendo los sentimientos que la embargaban en ambas relaciones. Al final apostaba por el bruto porque con el poeta, tras hacer el amor se sentía mal y culpable y sin embargo con el otro amanecía en la gloria.

Los humanos sentimos fascinación por lo fuerte y prohibido.. es connatural a la esencia humana y no hay que darle vueltas.
Por esa razón, a pesar de que vivimos en una sociedad "civilizada" siempre tiramos a canallas.
Un abrazote.

abril en paris dijo...

Una " mezcla " explosiva diria yo, Pilar. Malos, malisimos, retorcidos y dementes. Los malditos son otra cosa como todos sabemos. El sufrimiento del que se sabe diferente e incomprendido no es comparable con el tipo que disfruta con el mal ajeno.
La falta de empatia es una debilidad y es cierto que la inteligencia no implica bondad...buena literatura quizás sí.
Me gustan los malos que en realidad no lo son, solo lo parecen.
Un beso sin maldad :-))

David dijo...

"...siempre tiramos a canallas." ja,ja... Creo que Anro tiene parte de razón. Y me gusta el comentario de hijoeputa... Vale. Es cierto que los "malos" o los "malditos" atraen. Pero cuando digo que cada vez me interesa menos eso, lo que planteo es que no voy a valorar más o menos la obra de un artista por cómo de maldita o afortunada fue su vida. Lo que me interesa es su obra (novela, película, pintura, música)... El rollo del artista "maldito" y más cuando casi se busca como condición para ser artista cada vez lo veo más ridículo. Supongo que esa circunstancia influyó y condicionó la vida y la obra de muchos ellos (para bien y para mal)... y es lógico que los asociemos por eso con ese rollo del "artista maldito"...pero... bueno, no sé explicarme, pero espero que se me entienda.
Eso con lo de los artistas malditos... Con lo de los malos...pues más o menos lo del comentario de hijoeputa... De que a veces nos gusten los malos a pasar a no darnos cuenta de que los modelos que tenemos que seguir y valorar son los buenos (aunque sean más aburridos) hay un trecho.
Desde hace unos años yo vuelvo cada vez más a los buenos...es tan difícil ser "bueno". Ser malo no tiene tanto mérito.
;-)

García Francés dijo...

Excelente entrada y magnífico blog, Dª Pilar. Me encanta. Mishima y su video. ¿Sabe que se ha suicidado el hijo de Madoff?

Evidente, coincido, su miajita de malosería aporta creatividad.

Por eso creé el BILIS CLUB, usted sería un buen socio. Saludos, amiga.

Kez dijo...

Pilar, la cosa promete y mucho, así que cuando tenga un ratito la leo completa. Un saludo,

elintimistasecreto dijo...

Ah, sí, l'intellectualité siempre se ha sentido fascinada por el misterio de la malignidad, de lo intrínsecamente perverso. Sí, a mí también me parece interesante... a mil millas de distancia. Una vez que has mirado a los ojos del mal, que ha visto ese fondo negro, frío, sin atisbo de compasión, maldita la curiosidad que vuelve a sentirse por los malos y ni si quiera por los malditos. Yo estoy con los buenos, que no es lo mismo que estar con los tontos. Me gusta la gente sana, sin que ello impida que se tenga un punto de picardía, de provocación, de morbo; ni tampoco que se tengan pecados (de la carne o del pensamiento); ni es obstáculo para tener oscuridades, habitaciones en la trastienda. Puestos a meterme en el mismo vagón con alguien, prefiero ir con un vendedor de biblias mormonas (sé que es un ejemplo horrible) que con Hannibal Lecter. Del vendedor puedes esperar cierta compasión; del psicópata, jamás.

Besos (de los buenos).

Gata Chopada dijo...

Menudo currele de post.
Estoy boquiabierta. No he leído nada de varios de los escritores que nombras; pero tampoco me voy a poner a ello: leo otras cosas que van cayendo en mis manos.
Leyéndo sobre la vida de algunos de estos grandes malditos, una piensa ¿seremos de la misma especie esos/as y yo?; vaya vida de seta acomodada que llevo.
Me pasaré más a menudo por aquí. Engancha leerte.

hijoeputa dijo...

No me hagas mucho caso por que ahora no lo tengo delante pero creo que es esclavos del mal.

Kez dijo...

Pilar, una pregunta. ¿Te has leído "Nuestro lado oscuro: una historia de los perversos", de Élisabeth Roudinesco? Si la respuesta es no, apúntatelo, porque si te interesa el tema de la "maldad" [entrecomillo porque estos términos, para mí, deben cogerse con pinzas], seguro que te entra bien. La tesis del libro es que todos tenemos ese lado oscuro y, sobre eso, yo añado, que no todos tenemos la desgracia de haberlo reprimido dentro. Sacarlo, una veces te lleva a la autodestrucción a través de la creación constructiva [¡a cuántos artistas se les ha considerado perversos!] o a la autoafirmación a través de la creación destructiva [¡cómo no acordarse de Hitler, Pinochet, Karadzic, y otros "artistas" del terror!]. Fascinante en ambos casos,

Enhorabuena por la entrada, Pilar. Siempre es agradable entrar en los sitios por la puerta de atrás.

Un saludo,

Ricardo Miñana dijo...

Que pases unas felices fiestas,
y que la paz y la felicidad entren
en tu hogar.

Un abrazo

hijoeputa dijo...

No, efectivamente me había equivocado, el libro era " Esclavos de la oscuridad"

gerardobasabe dijo...

Hola. Ante todo queria desearte un feliz 2011 y darte mis mejores deseos. Un abrazo.chau.

pilar mandl dijo...

¡Dale las gracias a tu mujer David por la aportación! ¿Tiene blog? :-)
Un beso

pilar mandl dijo...

¡Gracias Anro! No conozco la canción de Dori Previn, con esa letra parece interesante :-) LA buscaré.

Un beso

pilar mandl dijo...

¡Hola Abril en París! estoy de acuerdo y en esta entrada he hecho una mezcla extraña, en las próximas intentaré "separar" mejor y hacerla más corta.

Un beso

pilar mandl dijo...

¡Gracias García Francés y bienvenido! no sabí alo del hijo de Madoff... ¡Qué cosas!

pilar mandl dijo...

¡Pues la respuesta es NO, Kez! siento mucho mi ignorancia pero no he leído nada de Élisabeth Roudinesco, ni tan siquiera la había oído nombrar con anterioridad... así qu ete agradezco enormemente la información y voy en su busca...
¡Muchas gracias!

pilar mandl dijo...

Ja, ja, ja Intimista secreto... A mí también me gusta la gente sana, los malos los guardo para la literatura y el cine... siempre hay distancia... También prefiero el vendedor de biblias :-)

Un beso

pilar mandl dijo...

Te doy toda la razón Hijoeputa... ¿Te refieres al libro de Jean-Christophe Grangé (he hecho un abúsqueda en internet) :-) ¿Está bien?

¡Muchas gracias!

pilar mandl dijo...

¡Gracias Ricardo Miñana! Feliz 2011!!!

pilar mandl dijo...

¡Gracias Gata Chopada! Pásate cuando quieras, te advierto que todos son escritores excelentes :-)

pilar mandl dijo...

¡Gracias Gerardo! igualmente. Feliz 2011!

Anónimo dijo...

Buen comienzo

pilar mandl dijo...

¡Gracias Anónimo! :-) ¡feliz año!

Alamut dijo...

Es la primera vez que me paso por este blog y la última entrada me ha enganchado desde el principio hasta el final (luego he descubierto que eran tres....
Lo de los malos ... buenísmo, sonbre todo "Los malos testimonian lo que hay detrás de la mediocridad humana."
Respecto a los malditos, me gusta mucho la parte de la Generación Bit. Y yo añadiría a los malditos (aunque sea posterior, pero que enlaza vía Neal Cassidy) a Ken Kesey, auténtica rata de laboratorio para las primeras pruebas del efecto del LSD sobre el ser humano. Más tarde montaría el viaje con los Alegres Pillastres en un autobús por todo EEUU (con Neal Cassidy de chofer) en el que pararían para experimentar con LSD y grabar todo en un largo film que llamaría "El viaje" ....

Enlazo tu blog y volveré a pasarme
Besos

pilar mandl dijo...

¡Bienvenido/a Alamut!
Muy interesante lo que comentas: Investigaré a Ken Kesey (no lo conozco).
Muchas gracias por la aportación...