2016-01-30

Las historias personales solo deben contarse a los extraños y a los desconocidos


Como decía Hemingway en el estupendo libro "París era una fiesta", "(…)el vacío de algo bueno sólo puede llenarse descubriendo algo mejor".

 Al final lo más importante es aprender de otras personas, y que ellas aprendan de ti.

Mi única regla es no estar nunca cómodo.

Cuando me despierto por la mañana me gusta no tener ni idea de lo que verán mis ojos ese día. Stephen Galloway

  

El título de la entrada es del estupendo libro de Ricardo Piglia "Los diarios de Emilio Renzi".

4 comentarios:

Blue dijo...

Es cierto, lo bueno se olvida con lo mejor, pero ¿cómo se descubre? ¿por casualidad o hay que buscarlo?
El título es muy cierto, jaja.
Besos, Pilar.

David dijo...

Pues estoy algo de acuerdo. No sé. Siendo un poco malpensao, si lo de información es poder, las historias personales contadas a "conocidos" es como darles algo de poder sobre ti, ¿no?
Buenas noches y un abrazo.

Pilar Mandl dijo...

Hola Blue!
Lo cierto es que la frase competa es: " Todo, lo bueno y lo malo, deja un vacío cuando se interrumpe. Pero si se trata de algo malo, el vacío va llenándose por sí solo. Mientras que el vacío de algo bueno sólo puede llenase descubriendo algo mejor".
Pero no quise mostrarme tan pesimista despúes de mi entrada anterior.
Muchas gracias por comentar.
Un beso

Pilar Mandl dijo...

¡Hola, David!
Tratándose de ti, estar algo de acuerdo es muy bueno ja, ja, ja..
Se trata de contarlas a desconocidos que nunca lleguen a saber quien eres realmente... Antes era más fácil en esos interminables viajes en autobús o tren....
Gracias y un abrazo muy fuerte.